2008 Rehabilitación Ampliación Faro Ribadesella
Obra: Proyecto Básico y de Ejecución de Rehabilitación y Ampliación del Faro de Ribadesella.
Emplazamiento: Tereñes. Ribadesella
Promotor: Autoridad Portuaria de Gijón
Arquitecto: Juan González Moriyón
Fecha proyecto: Julio 2008
P.E.M: 575.961 €

CONSIDERACIONES FORMALES

LA REHABILITACIÓN DEL EDIFICIO ANTIGUO

En los apartados anteriores de esta memoria, ya hemos adelantado de forma bastante precisa cuales son los criterios arquitectónicos que planteamos para la rehabilitación del edificio del faro y que podemos sintetizar en las siguientes ideas:

- Imagen exterior
Eliminación de todas las reformas que ha sufrido el edificio y recuperación de los aspectos esenciales del edificio primitivo, concretadas en:
1. Demolición de los cuerpos laterales añadidos en sus fachadas este y oeste y reconstrucción de sus fachadas originales.
2. Desmontaje de todas las dobles carpinterías y vierteaguas existentes en su huecos y sustitución por carpinterías únicas situadas en su posición primitiva.
3. Eliminación de todas las instalaciones aéreas y tendidos por las fachadas del edificio.
4. Restauración cuidadosa de todos los elementos constructivos originales del edificio que se
encuentran deteriorados, tales como piezas de cantería, rejería, revocos etc.

- En el interior
Eliminación de todas las compartimentaciones, revestimientos, porterías y restos de instalaciones
existentes en su interior, manteniendo la compartimentación original de muros de carga y
recuperando sus huecos originales.

Incorporación de la compartimentación imprescindible para sus nuevos dependencias y utilización de criterios funcionales, actuales y respetuosos con el edificio histórico en la elección de soluciones constructivas, revestimientos e instalaciones exigidas por el nuevo uso del edificio.

LA ZONA NUEVA

La primera decisión para la construcción de la ampliación del edificio fue elegir su situación en la
parcela.

Esta decisión vino condicionada por las siguientes circunstancias y consideraciones:
1. Geometría y topografía de la parcela.
2. Necesidad de situar el nuevo cuerpo edificado próximo al edificio existente para facilitar la conexión entre ellos.
3. Tratar que su presencia fuera lo mas discreta posible, evitando restar protagonismo visual al
edificio del faro.

Teniendo en cuenta estos aspectos se decidió situar la nueva construcción en la plataforma de
terreno comprendida entre la fachada norte del faro y el límite de la parcela.

Esta decisión condicionó en gran medida la forma del edificio y permitió la incorporación de una
nuevo uso no contemplado inicialmente. Una de mis primeras reflexiones cuando conocí por primera vez la parcela del faro, fue la paradoja que suponía no ver el mar desde un lugar teoricamente privilegiado, debido a la existencia en toda la parcela de un cierre de mampostería de unos 2 m de altura. Por otra parte, la visión de la costa por encima de la tapia resulta espectacular: una escarpada ladera llena de vegetación que acaba en una estructura laminar de rocas en la que se mezclan los tonos negruzcos de las mismas con la blanca espuma de la rompiente de las olas. De estas circunstancias, surgió “la obligación” de convertir la cubierta del nuevo edificio en un mirador privilegiado sobre la costa asturiana. Además, el mar no era el único atractivo del nuevo mirador, ya que el paisaje circundante resulta igualmente impresionante: la ría de Ribadesella, la Sierra del Cuera con el pico del Mofrecho, los montes del Sueve, la aldea de Tereñes... Ya por último, a estos alicientes se unía la posibilidad de contemplar de forma más próxima y directa la linterna del faro, cuestión de interés para los futuros visitantes del Centro de Interpretación y que resulta dificultosa desde el suelo de la parcela.

Incorporado este nuevo uso, el edificio se basa formalmente en las siguientes ideas arquitectónicas:

1. Manifestar de forma inequívoca el carácter moderno de la nueva construcción, descartando
cualquier tipo de mimetismo con el edificio histórico.
2. Convertir el acceso a la azotea-mirador, en un atractivo paseo que en su ascenso permite
descubrir gradualmente la costa asturiana.
3. Plantear el edificio como una construcción-caparazón en cuya concepción están presentes las
imágenes analógicas de moluscos marinos y los conceptos de la arquitectura bioclimática: total
protección en orientaciones noroeste- norte y apertura en orientaciones este- sur
4. Utilizar el contraste entre geometrías, curva-reticular, y sistemas estructurales, muro de carga-
pilares, para acentuar la idea anterior y establecer relaciones con la arquitectura del edificio primitivo.
5. Reducir en lo posible la altura del edificio de forma que no suponga un obstáculo para la
percepción del faro.
5. Utilizar el menor número de materiales en la nueva construcción, buscando su eficacia constructiva y su fácil o nulo mantenimiento.
6. Introducir los colores de los barcos pesqueros asturianos en las carpinterías, incorporando una
nota de color en la sobriedad del resto del edificio y estableciendo en un guiño cómplice con los
contenidos del Centro de Interpretación.